Vitamina E

  • Tiempo de lectura:29 minutos de lectura

VITAMINA E O TOCOFEROL

Se aisló en 1.936 a partir del aceite de germen de trigo. Está formada por ocho compuestos distintos, cuatro tocoferoles y cuatro  tocotrienoles (alfa, beta, gamma y delta). El más difundido, y el que tiene mayor valor biológico como vitamina, es el ALFA-TOCOFEROL, es la forma de vitamina E que se encuentra en las mayores cantidades en la sangre y tejidos y es también la única forma a la que se ha determinado una CDR.

 R1R2R3
Alfa-tocoferol Alfa-tocotrienolCH3CH3CH3
Beta-tocoferol Beta-tocotrienolCH3HCH3
Gamma-tocoferol Gamma-tocotrienolHCH3CH3
Delta-tocoferol Delta-tocotrienolHHCH3

ABSORCIÓN Y METABOLISMO

Se absorbe en el intestino delgado en presencia de grasas y sales biliares. Pasa al hígado por medio de la vía linfática. Allí se asocia con lipoproteínas plasmáticas VLDL y LDL, que la transportarán por la sangre a todo el organismo. Es acumulada en el hígado, plasma sanguíneo y tejido adiposo. Es excretada por la bilis (heces).

FUNCIONES

Alfa-tocoferol

  • Posee una importante capacidad para INTERCEPTAR RADICALES LIBRES y PREVENIR UNA REACCIÓN EN CADENA DE DESTRUCCIÓN DE LÍPIDOS.
  • Mantiene la integridad de las membranas celulares en todo el cuerpo.
  • El alfa-tocoferol protege las grasas en las lipoproteínas de baja densidad (LDL) de la oxidación. Se han implicado LDLs oxidadas en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.
  • Inhibe la actividad de la PROTEÍNA QUINASA C, una importante molécula de señalización celular, así como afecta la expresión y actividad de las células inmunes e inflamatorias.
  • Inhibe la AGREGACIÓN PLAQUETARIA e incrementa la VASODILATACIÓN.

Gamma-tocoferol

  • Existen pocos estudios, pero sugieren que puede tener potentes acciones fisiológicas. Posee una función única: neutraliza especies de NITRÓGENO REACTIVO, las cuales, al igual que las especies de oxígeno reactivo, pueden dañar proteínas, lípidos y ADN.
  • En un reciente estudio, los niveles aumentados, fueron asociados con un riesgo significativamente reducido de desarrollar cáncer de próstata.
  • Tomar suplementos de alfa-tocoferol reduce los niveles de gamma-tocoferol en la sangre: existe la necesidad de investigación adicional.

Tocotrienoles

  • Se han descubriendo ventajas importantes asociadas a los tocotrienoles que son exclusivas de estos compuestos y diferentes de las del alfa-tocoferol.
  • El alfa-tocotrienol puede ser entre 40 y 60 veces más potente que el alfa-tocoferol en la prevención de la peroxidación lipídica (oxidación de las grasas).
  • El DELTA TOCOTRIENOL es EL MÁS POTENTE ANTIOXIDANTE DE TODOS LOS TOCOTRIENOLES disponibles comercialmente y ha demostrado ser el tocotrienol más efectivo inhibiendo las células tumorales del cáncer de mama e hígado.
  • Los tocotrienoles pueden atravesar la membrana celular de una manera más eficiente y rápida que los tocoferoles.
  • En particular, los alfa y gamma tocotrienoles inhiben la 3-hidroxi-3-metilglutarilcoenzima A reductasa (HMG-CoA reductasa), implicada en la producción del colesterol hepático.

INGESTAS RECOMENDADAS

En España, en la actualidad, la CDR fijada para la vitamina E (tocoferol) es de 10 mg al día.

CARENCIA O DÉFICIT

  • Es rara. La deficiencia severa de vitamina E provoca principalmente SÍNTOMAS NEUROLÓGICOS, incluyendo deterioro en el equilibrio y coordinación (ataxia), daño a los nervios sensoriales (neuropatía periférica), debilidad muscular (miopatía), y daño a la retina del ojo (retinopatía pigmentaria).
Cantidad Diaria Recomendada (CDR) para el RRR-alfa-tocoferol (d-alfa-tocoferol)
Etapa de la vidaEdadHombres mg/día (UI/día)Mujeres mg/día (UI/día)
Bebés0-6 meses4 mg (6 UI)4 mg (6 UI)
Bebés7-12 meses5 mg (7,5 UI)5 mg (7,5 UI)
Niños1-3 años6 mg (9 UI)6 mg (9 UI)
Niños4-8 años7 mg (10,5 UI)7 mg (10,5 UI)
Niños9-13 años11 mg (16,5 UI)11 mg (16,5 UI)
Adolescentes14-18 años15 mg (22,5 UI)15 mg (22,5 UI)
Adultos19 o más años15 mg (22,5 UI)15 mg (22,5 UI)
EmbarazadasTodas las edades15 mg (22,5 UI)
Mujeres lactandoTodas las edades19 mg (28,5 UI)
  • Los niños con deficiencia de vitamina E severa desde el nacimiento, que no son tratados con vitamina E, desarrollan rápidamente síntomas neurológicos.
  • Aunque la GLOSITIS ATRÓFICA se asocia clásicamente con la deficiencia de vitaminas B, recientemente se ha descubierto que se encuentra también relacionada con una deficiencia marginal de vitamina E.
  • La mayoría de los pacientes con deficiencia de vitamina E tienen múltiples deficiencias nutricionales.
  • La cantidad de grasas insaturadas en las células disminuye, apareciendo anomalías de estructura y función en orgánulos celulares como mitocondrias y lisosomas. De hecho, la DISTROFIA MUSCULAR que se presenta en la deficiencia de Vitamina E, se debe a la rotura continua de lisosomas, con la autodigestión subsiguiente del músculo.
Nivel de ingesta Máximo Tolerable (UL) para el Alfa-tocoferol
Grupo de edad                                                 mg/día (UI/día de alfa-tocoferol)
Bebés 0-12 meses                                      No ha sido posible establecerlo*
Niños 1-3 años                                        200 mg (300 UI)
Niños 4-8 años300 mg (450 UI)
Niños 9-13 años600 mg (900 UI)
Adolescentes 14-18 años800 mg (1.200 UI)
Adultos 19 o más años1.000 mg (1.500 UI)

Causas

  • Malnutrición severa.
  • Defectos genéticos afectando la proteína que transfiere alfa-tocoferol desde los hepatocitos a las lipoproteínas de muy baja densidad.
  • Síndrome de malabsorción grasa (causa más común).
  • El consumo de tabaco también aumenta el requerimiento de vitamina E debido a un estrés oxidativo aumentado.

EXCESO

  • No se conoce. A diferencia de otras vitaminas liposolubles, estudios recientes han demostrado que su acumulación no sólo no es nociva, sino que protege a los diferentes tejidos corporales de su oxidación.

SUPLEMENTOS

Los suplementos de vitamina E están disponibles en formas naturales o sintéticas.

  • Formas naturales: Fabricados a partir de fuentes naturales contienen sólo RRR-ALFA-TOCOFEROL (también etiquetada como D-alfa-tocoferol).
  • La vitamina E natural se puede encontrar como:
  • D-alfa-tocoferol aislado.
  • Mezcla de tocoferoles naturales: alfa, beta, gamma, y delta”.
  • Formas sintéticas: Se indican como “DL” (DL-alfa-tocoferol o todo-rac-alfa-tocoferol) y tanto las fórmulas en aceite como las “secas” contendrán ÚNICAMENTE ALFA-TOCOFEROL.
Actividad de vitamina E
CompuestoUI/mgEquivalentes de alfa-tocoferol/mg
D-alfa- tocoferol1,491
D-alfa-acetato de tocoferilo1,360,91
D-alfa-succinato de tocoferilo1,210,81
DL-alfa-tocoferol1,10,74
Dl-alfa-acetato de tocoferilo10,67
D-beta-tocoferol0,60,25-0,40
D-gamma-tocoferol0,15-0,450,1
D-alfa-tocotrienol0,30,25-0,30

La natural y sintética no son equivalentes en composición, estructura o biodisponibilidad. La vitamina E natural contiene un solo isómero, 100% idéntico al encontrado en la naturaleza. La vitamina E sintética es una mezcla de 8 estereoisómeros a partes iguales, sólo uno de los cuales (12%) es equivalente a la vitamina E natural. Los otros 7 presentan diferentes configuraciones moleculares y actividades biológicas menores que varían entre el 21% y el 90% de la actividad de la vitamina E natural.

 La vitamina E natural es oficialmente 36% más potente que la sintética. Estudios recientes en animales y seres humanos, utilizando vitamina E marcada con deuterio, indican que la biodisponibilidad de la vitamina E natural es casi 2 veces más efectiva que la sintética, ya que la natural es retenida por más tiempo en los tejidos corporales.

La vitamina E sintética se excreta 3 veces más rápido que la natural.

Ésteres de alfa-tocoferilo (formas secas)

Los suplementos de alfa-tocoferol están disponibles en la formas de ésteres:

  • alfa succinato de tocoferilo
    • alfa acetato de tocoferilo.

Los ésteres son más resistentes a la oxidación durante el almacenamiento que los tocoferoles no esterificados. Cuando se toman por vía oral, el succinato o acetato se separa del alfa-tocoferol en el intestino mostrando idéntica biodisponibilidad.

Los ésteres son muy bien absorbidos incluso cuando se toman con el estómago vacío o con una comida baja en grasa.

Las formas secas de vitamina E, aunque deriven de fuentes naturales, contienen sólo alfa-tocoferol.

Alfa tocoferol o mezcla de tocoferoles/tocotrienoles

Se sabe poco sobre la importancia de las formas beta y delta de la vitamina E, pero se ha abierto un debate en relación al gamma-tocoferol. En un estudio en tubo de ensayo, el gamma tocoferol resultó ser más activo que el alfa tocoferol protegiendo frente a ciertos tipos específicos de daño oxidativo.Adicionalmente, algunos investigadores han demostrado que la suplementación con grandes cantidades de alfa tocoferol (1.200 UI al día) aumenta la descomposición, y disminuye los niveles sanguíneos del gamma-tocoferol.

Por todo ello, se prefiere emplear productos que contengan la FAMILIA COMPLETA DE TOCOFEROLES a partir de fuentes naturales, y también se deberán tener en cuenta los TOCOTRIENOLES.

DOSIS HABITUAL

Los suplementos de vitamina E deberían tomarse con la comida y repartido en porciones varias veces al día para mejorar su utilización.

  • 100 a 800 UI de d-alfa-tocoferol (mas mezcla de tocoferoles), con las comidas.
  • 200-400 UI/día en combinación con vitamina C (regenera la vitamina E oxidada) y/o selenio es una dosis adecuada.
  • En el caso de suplementar con tocotrienoles:
  • Dosis adecuada – sistema 100/100: mezcla de 100 UI de tocoferoles y 100 mg de tocotrienoles. Para adultos sanos sin antecedentes familiares de enfermedad crónica.
  • Dosis intermedia – sistema 200/200: mezcla de 200 UI de tocoferoles y 200 mg de tocotrienoles. Para adultos sanos con ciertos factores de riesgo y personas sanas sin factores de riesgo de hasta 50 años de edad.
  • Dosis alta, pero todavía segura – sistema 400/400: mezcla de 400 UI de tocoferoles y 400 mg de tocotrienoles. Esta es la dosis adecuada para personas que quieran tomar una dosis mayor, debido a sus antecedentes familiares de enfermedad crónica, la edad, el nivel de estrés, la dieta u otros factores.

La relación entre tocotrienoles y tocoferoles en el producto obtenido a partir del arroz es aproximadamente 1,0-1,0. En el caso de los tocotrienoles obtenidos de la palma es más elevada, de 3,5 a 1,0. Además, la palma contiene fitosteroles (que disminuyen la absorción de colesterol en el intestino) y escualeno vegetal (potente antioxidante), que son extraídos conjuntamente con los tocotrienoles.

APLICACIONES

  • CÁNCER:
  • Prevención del cáncer (general): Al menos 25 mg (37,25 UI) de d-alfa-tocoferol al día, en combinación con otros tocoferoles (principalmente gamma tocoferol) y tocotrienoles, así como otros antioxidantes (principalmente selenio);
  • Prevención del cáncer de próstata: Al menos 25 mg de d-alfa-tocoferol, en combinación con otros tocoferoles (principalmente gamma tocoferol) y tocotrienoles, así como otros antioxidantes (principalmente selenio).
  • Prevención cáncer de mama: mezcla de tocotrienoles.
  • Para tratar la mucositis oral: aplicación tópica de vitamina E natural.
  • CATARATAS Y DEGENERACIÓN MACULAR: 400 UI de d-alfa-tocoferol en combinación con otros antioxidantes (500-1.000 mg/día de vitamina C y 15 mg/día de betacaroteno natural), así como 80 mg de zinc y 2 mg de cobre. Por supuesto, será necesario seguir una dieta rica carotenoides (incluyendo luteína), vitaminas C y E, y Zinc.
  • FUNCIÓN COGNITIVA (Alzheimer, demencia): 900 mg (1.341 UI) de d-alfa-tocoferol al día, en combinación con otros tocoferoles/tocotrienoles, así como otros nutrientes (antioxidantes, vitaminas del complejo B, fosfatidilcolina, etc.).
  • DIABETES: Para mejorar la respuesta glucémica: 800 UI de d-alfa-tocoferol al día; para combatir la neuropatía, hiperagregabilidad plaquetaria y aterosclerosis (complicaciones diabéticas): 1.200-1.600 UI de d-alfa-tocoferol al día. En caso de emplear dosis elevadas de vitamina E, será indispensable un estrecho control médico para ajustar la administración de los fármaco s hipoglucemiantes orales y de la insulina según la necesidad.
  • FUNCIÓN INMUNE: 900 mg (1.341 UI) de d-alfa-tocoferol al día, en combinación con otros tocoferoles/tocotrienoles, así como otros nutrientes (antioxidantes, vitaminas del complejo B, fosfatidilcolina, etc.).
  • PATOLOGÍA CARDIOVASCULAR: Para combatir la aterogénesis y la trombosis coronaria: 200-800 UI de d-alfatocoferol (más mezcla de tocoferoles) al día y 160-240 mg de tocotrienoles al día; prevención de patología cardiovascular primaria (infarto de miocardio, trombosis arterial): 200-800 UI de d-alfa-tocoferol (más mezcla de tocoferoles) al día; para mejorar el metabolismo lipídico anormal: 200 mg de tocotrienoles al día. Asimismo, resultará muy adecuado añadir aceites de pescado (ricos en EPA y DHA), así como otros nutrientes antioxidantes (p.ej. vitamina C).
  • PATOLOGÍA REUMÁTICA(inflamación, artritis reumatoide juvenil, dolor, espondilitis anquilosante, daño oxidativo, fibromialgia, condroproteccíón, lupus eritematoso sistemático, osteoartritis, esclerodermia y artritis reumatoide): 200 a 2.000 UI de d-alfa-tocoferol al día (se recomienda añadir 100 a 200 mcg de selenio).
  • SÍNTOMAS MENOPÁUSICOS: Para sofocos y vaginitis atrófica: 400 UI de d-alfa-tocoferol al día (ensayo de 6  semanas).

SE RECOMIENDA AUMENTAR SU CONSUMO

  • Nefritis
  • Pancreatitis crónica
  • Edemas
  • Anemia
  • Distrofia muscular
  • Fatiga
  • Dificultad para la concentración.
  • Mala circulación
  • Arteriosclerosis
  • Cáncer (general, próstata y mama)
  • Cataratas y degeneración macular
  • Demencia
  • Diabetes
  • Inmunodeficiencias
  • Patología CV
  • Síntomas menopáusicos

PRECAUCIONES

En caso de HTA (hipertensión) comenzar administrando 100 UI de vitamina E (dosis mayores pueden elevarla) e ir AUMENTANDO LA DOSIS MENSUALMENTE, si la respuesta es buena, hasta llegar a las 600 UI al día en hombres y 400 UI al día en mujeres.

También deben comenzar con dosis < 100 UI las personas con DIABETES O HIPERTIROIDISMO.

 Las altas dosis de vitamina E (más de 400 UI/día) podrían AUMENTAR EL RIESGO DE HEMORRAGIA, debido a la inhibición de la agregación plaquetaria y al antagonismo de factores coagulantes que dependen de la vitamina K (sobre todo en pacientes con deficiencia de vitamina K). Debe tenerse especial precaución en personas que tomen aspirina o que estén en tratamiento con warfarina.

Los individuos en terapia con anticoagulantes o individuos que son deficientes en vitamina K no deben consumir suplementos de vitamina E (especialmente por encima de 200 UI/día) sin la estrecha supervisión médica, debido al incremento del riesgo de hemorragia.

Se recomienda que la suplementación de vitamina E se suspenda un mes antes de intervenciones quirúrgicas programadas para disminuir el riesgo de hemorragia.

Los bebés prematuros parecen ser especialmente vulnerables a los efectos adversos de la suplementación de alfa-tocoferol, la cual debe ser empleada tan sólo bajo estrecha supervisión de un pediatra.

CONTRAINDICACIONES

En un estudio se encontró que la suplementación con 400 UI/día de vitamina E podría acelerar la progresión de RETINOSIS PIGMENTARIA no asociada con deficiencia de vitamina E. Por ello, las personas con retinitis pigmentosa deberían evitar suplementarse con vitamina E en altas dosis.

INTERACCIONES NUTRICIONALES

  • VITAMINA A: La vitamina E participa en la absorción, almacenamiento y utilización de vitamina A y contribuye a evitar la toxicidad con la ingestión de vitamina A.
  • VITAMINA D: La deficiencia de vitamina E inhibe el metabolismo de la vitamina D en el hígado y en los riñones.
  • VITAMINA K: Una ingesta elevada de vitamina E puede reducir la absorción intestinal de la vitamina K y antagonizar el efecto de la vitamina K en la coagulación a nivel de la formación de protrombina.
  • BETA-CAROTENO: Interacciona de forma sinérgica para inhibir la oxidación de las grasas.
  • HIERRO: Niveles adecuados de vitamina E pueden proteger frente al daño oxidativo por el hierro.
  • MAGNESIO: La deficiencia de vitamina E puede disminuir los niveles tisulares de magnesio.
  • SELENIO: Las deficiencias de vitamina E y selenio se superponen y pueden tratarse con éxito con cualquiera de los dos nutrientes, ya que sus mecanismos de acción están estrechamente relacionados.
  • ZINC: La deficiencia de vitamina E puede reducir la concentración plasmática de zinc, posiblemente debido a una redistribución de éste para su función antioxidante, de estabilización de membrana o de producción de prostaglandinas.El suplemento de vitamina E puede aumentar los niveles plasmáticos de zinc.
  • OMEGA 3: Su suplemento puede requerir la ingesta adicional de vitamina E para prevenir un aumento de la peroxidación de la membrana y la depresión del sistema inmunológico.

La mayor preocupación es su potencial de experimentar oxidación en el organismo. La susceptibilidad de los ácidos grasos al daño oxidativo aumenta proporcionalmente al grado de insaturación, y estos ácidos grasos son de los más insaturados de la dieta. Sin embargo, este problema se supera aumentando la ingestión de vitamina E, beta-caroteno u otros antioxidantes liposolubles.

  • OMEGA 6: La vitamina E previene la peroxidación de los ácidos grasos poliinsaturados y, por tanto, se recomienda cuando se administren cantidades elevadas de aceites (especialmente los altamente poliinsaturados).
  • GLUTATIÓN: La administración de un suplemento de vitamina E puede aumentar los niveles plasmáticos de glutatión.

INTERACCIONES FARMACOLÓGICAS

  • ANTICOAGULANTES: Las dosis altas de vitamina E pueden prolongar o intensificar la respuesta a los anticoagulantes orales (acenocumarol, warfarina). No obstante, las dosis de vitamina E de hasta 1.200 UI al día parecen ser seguras. Sin embargo, la combinación de vitamina E (50 mg/día) y ácido acetil salicílico crea un efecto sinérgico y favorece el sangrado.
  • ANTICONVULSIVANTES: Disminuyen significativamente los niveles plasmáticos de la vitamina E al alterar la absorción, distribución y metabolismo; el control de los ataques convulsivos puede mejorar con el suplemento de vitamina E junto con fármacos antiepilépticos.
  • AMIODARONA: El suplemento de vitamina E reduce la toxicidad pulmonar.
  • BLEOMICINA: Experimentos en animales sugieren que puede disminuir la fibrosis pulmonar inducida por el fármaco.
  • CICLOSPORINA: El uso de la vitamina E con ciclosporina parece aumentar la concentración de ciclosporina en sangre con respecto al tiempo. El succinato de tocoferil polietilenglicol (forma de vitamina E dispensable en agua) puede mejorar la absorción de ciclosporina (observado después de un trasplante de hígado).
  • COLESTIRAMINA: Reduce la vitamina E sérica al alterar su absorción, así como mediante una disminución del colesterol sérico.

CLOFIBRATO: Disminuye el transportador lipoproteico de la vitamina E.

COLESTIPOL: Reduce la absorción dietética de vitamina E y los niveles de vitamina E en la sangre.

  • HIPOGLUCEMIANTES ORALES E INSULINA: En caso de emplear dosis elevadas de vitamina E, será indispensable un estrecho control médico para ajustar la administración de los fármacos hipoglucemiantes orales y la insulina.
  • INHIBIDORES DE LA HMG-CoA REDUCTASA (estatinas): Se requiere investigación adicional, puesto que hasta ahora los resultados de los estudios sobre las interacciones potenciales entre los suplementos antioxidantes y los inhibidores de la HMG-CoA reductasa son contradictorios.
  • ISONIAZIDA: Disminuye la absorción de la vitamina E.
  • QUIMIOTERAPIA: Existe inquietud respecto a que los antioxidantes interfieran con algunos agentes de la quimioterapia, ya que dependen del daño oxidativo provocado a las células tumorales para lograr sus efectos. Los estudios sobre los antioxidantes en las terapias contra el cáncer han producido resultados mixtos: en algunos, interferencia; en otros, beneficios y en la mayoría, no hay interacción significativa.

Mientras no haya evidencia científica adicional, se deben evitar los antioxidantes en altas dosis durante la administración de quimio, a menos que el oncólogo decida lo contrario.

Por otra parte, la vitamina E (tópicamente) ha demostrado aliviar la mucositis oral, una complicación común de la quimioterapia. r.

  • ZIDOVUDINA (AZT): En estudios en animales, el suplemento aumenta la eficacia terapéutica del fármaco, y  reduce la toxicidad en la médula ósea.

Deja una respuesta