Nutrición Ortomolecular

PILARES DE TRATAMIENTO EN MEDICINA Y NUTRICIÓN ORTOMOLECULAR

Dentro de los pilares de tratamiento Ortomolecular se encuentran la optimización de:

  • DETOXIFICACIÓN hepática, vasculo-linfática y colónica. Somos lo que comemos, pero también lo que somos capaces de eliminar. A nivel colónico: El estreñimiento crónico es un generador de patologías carcinogénicas y proneoplásicas (se generan 2 toxinas: putrescina y cadaverina que se reabsorben por circulación enterohepática y vuelven a recargar la función hepática favoreciendo la formación de metabolitos carcinogénicos y agotando el citocromo P450).
  • Relanzamiento de la ACTIVIDAD ENZIMÁTICA celular. Depende de oligoelementos, para favorecer que la actividad enzimática funcione.
  • Nutrición CELULAR. La célula necesita nutrirse, estar oxigenada y poder eliminar los productos de desecho y más aún, tener un balance adecuado de RL.
    • Modulación de PARÁMETROS INFLAMATORIOS dependientes de Ácidos grasos de membranas. Esto es crucial. De esto depende la inflamación y la actividad hormonal intermedia.
    • BALANCE DE RADICALES LIBRES y con ello, el manejo del estrés oxidativo.
    • Valoración y manejo de la TENDENCIA A LA ACIDEMIA o alcalemia (pH).
    • Optimización de los REQUERIMIENTOS de aminoácidos, vitaminas, minerales, oligoelementos, ácidos grasos,asociados a las condiciones de salud de nuestro paciente. Es importante ajustar estos requerimientos a cada paciente. Una cosa es tener los requerimientos para el uso del día a día de nuestra actividad celular, y otra cosa es cómo a través de estas herramientas podemos actuar sobre las distintas rutas metabólicas. (Ej.: empleo de la reducción de la oxidación del LDL con un buen omega 3 en dosis adecuadas o de estatinas. Con omega-3 modulas la actividad de la enzima hidroximetilglutaril CoA reductasa y con estatinas lo coartas. Con lo cual, al mismo tiempo que aportamos elementos para el funcionamiento diario, modulamos la respuesta metabólica para mejorar la calidad de vida del paciente.
    • Uso de aminoácidos, vitaminas minerales, oligoelementos, ácidos grasos EN DOSIS ADECUADAS para modificar o modular vías metabólicas, actividad hormonal, respuestas inflamatorias, etc.
    • Optimización de la condición hormonal HACIA LO FISIOLÓGICO, a través de terapia hormonal bioidéntica y equilibrio anabólico versus catabólico. No queremos tener pacientes de 65 años con hormonas de un paciente de 25, porque esto produciría una condición proneoplásica. Niveles de testosterona elevados son proneoplásicas, y también lo son niveles bajos. Lo ideal es tener niveles en un campo fisiológico.
    • GESTIÓN DEL ESTRÉS.

Y todos ellos pueden llevarse a cabo por personal no médico con formación sanitaria entrenados adecuadamente, pudiendo ejercer una labor terapéutica muy interesante.

En NO trabajamos mucho en los FENOTIPOS INTERMEDIOS, hablamos de aquellas condiciones biofísicas y bioquímicas alteradas que nos llevarán a padecer la enfermedad, y que si la identificamos podemos evitar la expresión clínica. En otras palabras, una medicina preventiva y predictiva con datos objetivos y un target a corregir.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *